Make your own free website on Tripod.com

Agujeros negros

Aún quedan algunos escépticos sobre la existencia de los agujeros negros, la mayoria de cientificos están convencidos de que existen y un gran porcentaje de ellos consideran que ya fuerón localizados en el Universo. Los agujeros negros – que no son tan negros- son una predicción derivada de la teoría de la relatividad general de Einstein, la teoría moderna de la gravedad; que de ser totalmente cierta, no cabría más sino que aceptar que ha de producirse un agujero negro siempre que se colapse una estrella de masa muy grande.

Para dar un ejemplo; si una estrella con la masa del Sol se transformara en una esfera de 3 Km de radio, la gravedad y la curvatura del espacio en las proximidades de ese Sol compactado serían inmensas. Si se lanzase un rayo de luz para que alcanzase este objeto los fotones serían atrapados por un campo gravitatorio intenso con una velocidad de escape que igualaría a la velocidad de la luz. La órbita del rayo de luz sería en concreto una espiral que iría a desembocar en el objeto. La luz, virtualmente, sería atrapada y como no puede salir de él, dicho onjeto “parece” un agujero negro en el espacio.

La frontera de un agujero negro no es una superficie de material real, sino una simple frontera matemática de la que no escapa nada, ni la luz que atraviese sus límites, esta frontera se llama “horizonte de sucesos”.

Al estallar una estrella supernova y dejar un remanente sólido cuya masa sea más de 3 veces la del Sol, la gravedad no podrá ser contrarrestada de ningún modo y colapsará toda ella sobre sí misma formándose un agujero negro. El volumen que queda de esta estrella es cero pero con una densidad infinita, lo que es conocido en física como una “singularidad”. Para ser “engullido” por un agujero negro, uno tendría que pasar el radio de Schwarzschild (las fronteras matemáticas del horizonte de sucesos).

Si un agujero negro pasa a través de una nube de materia interestelar, o se encuentra cerca de una estrella normal, la fuerza gravitatoria de éste atrae materia hacia su interior. Como la materia cae o es tirada hacia el agujero negro,, desarrola energía cinética que al calentarse por las fuerzas de masas gravitatorias ioniza los átomos que están siendo atrapados, y éstos cuando alcanzan algunos cuantos millones de grados kelvin, emiten rayos X. estos rayos X son remitidos hacia el espacio exterior antes que la materia traspase la frontera del horizonte de los sucesos y sea engullida por la singularidad que es un agujero negro.

Uno de los casos mas probables de existencia de un agujero negro se encuentra en el sistema binario de Cygnus, cuya masa no ha podido ser calculada en forma definitiva. Hasta el momento se han descubierto unos 50 objetos que podrían tratarse de agujeros negros. Estos han sido encontrados en el centro de otras galaxias, así como también en nuestra propia galaxia, estos han sido detectados por la radiació de rayos X.

Por extraños que nos parezcan, los agujeros negros son parte real de nuestro Universo. Nunca podrán ser vistos, y sólo se puede confirmar su existencia a través del comportamiento de los objetos visibles que los rodean.

En el caso hipotético que un astronauta visite un agujero negro su tiempo se dilatará, y lo que sería una corta visita para el astronauta, será una eternidad para quienes estemos del otro lado y si pudiera regresar, encontraría que el Universo ya ha muerto por entropía.


Ir a página principal