Make your own free website on Tripod.com
Cúmulos estelares y nebulosas

Cúmulos Estelares y nebulosas

Los cúmulos estelares son agrupaciones de estrellas en número considerable y en pequeño espacio. Estos cúmulos constituyen dilatadísimos sistemas físicos, pudiéndolos considerar, así, como una extensión de las estrellas múltiples, es decir, existen relaciones físicas entre unas y otras.

Según el aspecto de los cúmulos estelares, pueden dividirse en dos clases: cúmulos globulares y cúmulos diseminados. En los cúmulos globulares las estrellas aparecen distribuidas en agrupación circular condensándose hacia el centro. Cada uno de estos cúmulos está formado por millones de de estrellas, un ejemplo es el cúmulo de Hércules. En algunos de ellos abundan las estrellas variables periódicas del tipo Cefeidas, gracias a este tipo de estrellas y a los procedimientos astronómicos, se pueden calcular grandes distancias de forma muy precisa.

Pasando a los cúmulos diseminados, las estrellas componentes de estos cúmulos no ofrecen disposición especial y están mucho más separadas entre sí que las estrellas de los cúmulos globulares, siendo las dimensiones aparentes mucho mayores que las de estos últimos. Sus distancias a la tierra son también mucho menores que las de los cúmulos globulares. Consecuencia de esta última circunstancia es el hecho de que los cúmulos diseminados presenten, un sensible movimiento común. Entre los ejemplos más notables de esta clase de agrupaciones pueden mencionarse las Pléyades, en Tauro, y el Pesebre, en Cáncer.

En cuanto a las nebulosas, que es materia cósmica, difusa y luminosa por incandescencia, pueden ser de dos tipos: planetarias y amorfas.

Las nebulosas planetarias, son generalmente globulares y con condensación central. Se les denomina planetarias por el hecho de que parecen recordar el aspecto que debió ofrecer nuestro sistema planetario solar en los tiempos remotísimos en que se hallaba en estado gaseoso. Estas nebulosas no son muy abundantes. Lo son más las amorfas, es decir, las que no ofrecen ninguna forma determinada.

Entre las más notables de esta categoría está la famosa de Orión, las que aparecen en la constelación de Sagitario, y de forma especial la nebulosa que se observa entre las estrellas de las Pléyades.

Como conclusión cabe decir que la agrupación de las estrellas en el espacio no es debida al azar, sino que han presidio determinadas leyes en su formación.


Fotógrafias de Cúmulos estelares

Las Pléyades


Fotógrafias de Nebulosas


Ir a página principal